Tratamientos

Fecundación In Vitro

La FIV es la fecundación del óvulo por un espermatozoide en el laboratorio.

La FIV es la fecundación del óvulo por un espermatozoide en el laboratorio. En el laboratorio sólo realizamos la función que hace la trompa de Falopio en la mujer. En un principio, esta técnica se desarrolló para tratar la infertilidad de causa tubárica, pero hoy en día se utiliza para solucionar varias causas femeninas y masculinas de infertilidad, así como casos de infertilidad de causa desconocida y en los que no se ha conseguido gestación posterior a inseminaciones artificiales.

¿Cuándo está indicada ésta técnica?
• Obstrucción o daño de ambas trompas uterinas.
• Endometriosis
•Espermatograma con disminución en el volumen, concentración y/o movilidad de los espermatozoides.
• Posterior a 3 o 4 inseminaciones artificiales sin éxito.

¿Qué pasos debes seguir?
La FIV consta de las siguientes fases:

• Estimulación ovárica
Se realiza para aumentar las posibilidades de éxito, obteniendo más de un óvulo que es lo que produce el ovario de una mujer por ciclo, de forma natural. Para la estimulación utilizamos fármacos hormonales cuya respuesta es minuciosamente controlada mediante ecografías vaginales y exámenes de sangre, para las que no es necesario estar en ayunas. El tratamiento completo es rápido, entre 8 a 12 días.

• Obtención de los óvulos
Este procedimiento se lleva cabo por medio de ecografía vaginal. Se realiza en el quirófano bajo sedación superficial y su duración es de 15 a 20 minutos.

• Preparación del semen
El varón obtiene su muestra de semen que se procesa en el laboratorio para obtener la mayor cantidad posible de espermatozoides móviles.

• Inseminación
Después de 4-6 horas después de la extracción de los óvulos, éstos se ponen en contacto con los espermatozoides en un medio de cultivo adecuado, para lograr la fecundación de los óvulos.

• Observación de la fecundación de los óvulos y cultivo embrionario
Transcurridas unas 16-19 horas desde la inseminación se comprueba cuantos óvulos han fecundado. Se agrupan los que han fecundado normalmente y se los cultiva en las incubadoras. Los embriones resultantes de este proceso permanecen en las incubadoras entre 2 a 5 días antes de ser transferidos al útero.

• Transferencia embrionaria
Se realiza por vía vaginal, a través del orificio cervical interno, hasta el interior del útero. No es dolorosa por lo que no requiere anestesia. Se lleva a cabo con una cánula flexible y muy fina. El momento para realizar la transferencia depende de cada caso particular. Es imprescindible tener en cuenta las características de los embriones y de la paciente. Los embriólogos aconsejan el momento más idóneo entre el 2º y 5º día después de obtener y fecundar los ovocitos. El número de embriones a transferir se decide teniendo en cuenta muchos factores: deseo de la pareja, duración de su esterilidad, causas de la misma, edad materna, etc.

Recuerda que:
• Puedes lograr un embarazo aunque previamente te hayas hecho una ligadura de trompas gracias a la Fecundación in vitro.
• La realización de esta técnica requiere la firma por parte de los dos miembros de la pareja de un consentimiento informado, así como de una serología infecciosa negativa, para garantizar la salud de su hijo.
• Los tratamientos de Reproducción Asistida no son tratamientos antinaturales. No se altera la naturaleza o el curso del embarazo. Lo único que hacemos es restaurar la fertilidad, facilitando el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide para que se forme un embrión con las mismas características que se habría formado en el útero materno.

En un principio, esta técnica se desarrolló para tratar la infertilidad de causa tubárica, pero hoy en día se utiliza para solucionar varias causas femeninas y masculinas de infertilidad…